Desde hace años, persisten diversas lagunas en el movimiento de palets que obligan a extremar la precaución en el uso y cuidado de estas unidades imprescindibles para el transporte de ciertos tipos de mercancías.

La Guardia Civil de Murcia ha puesto fin a las actividades que supuestamente llevaba a cabo una banda criminal dedicada a la sustracción y manipulación de palets para su posterior venta.

Los equipos se robaban en fincas en diversos puntos de la Región de Murcia, así como de camiones que los tenían almacenados en su interior.

Los agentes de la Benemérita han detenido a de tres personas presuntamente relacionadas con el robo de más de 600 palets, valorados en unos 42.000 euros, en cinco explotaciones agrícolas de Murcia y Cartagena.

La totalidad de los productos sustraídos han sido recuperados en una empresa de gestión de palets de madera, propiedad de uno de los detenidos, sita en un polígono industrial de Murcia, y cuyos logos o marcas identificativos habían sido borrados, para su venta posterior a terceros sin levantar sospechas.

Según apuntan las investigaciones, el principal líder y gerente de una empresa de gestión de palets de madera, contaba supuestamente con dos personas encargadas de cometer los robos.

En total, durante la operación la Guardia Civil se ha incautado de 608 palets que han tenido que transportarse en ocho camiones para devolverlos a sus legítimos propietarios.