La recuperación de cierta actividad económica en gran parte de los países europeos ha dado un nuevo impulso al tráfico de camiones en los pasos fronterizos terrestres con Francia y Portugal en la última semana de mayo.

En concreto, el pasado lunes, 25 de mayo, la caída del movimiento de vehículos pesados en las fronteras del país era de un 31%, para, a partir de ese momento, ir recortándose con un 29% el martes, y un 26% el miércoles 27.

Después se ha registrado una leve caída hasta el 30% el jueves, 28 de mayo, mientras que el viernes ha sido el día con más circulación de camiones en los pasos fronterizos con Francia y Portugal, con una caída de un 12% frente a jornadas similares.

Ya en el fin de semana, el tráfico de vehículos industriales ha retrocedido, como suele ser habitual, aunque en todo caso se han registrado recortes de tráfico manifiestamente inferiores a los de semanas anteriores.

Así pues, el sábado 30 se registró un movimiento transfronterizo de camiones que ha sido un 25% inferior al de otro día similar, mientras que el domingo, 31 de mayo, la caída se ha acentuado hasta un 50%.

Ese día, el último de mayo, en los cruces con Portugal, las salidas hacia territorio luso presentaban un retroceso de un 27,08%, mientras que las entradas desde el país hacia España retrocedían un 28,83%, con lo que parece que se han ido equilibrando los movimientos en ambos sentidos.

Al tiempo, en la frontera hispano-francesa, las salidas hacia las carreteras galas caen un 53,59% y, por otra parte, las entradas desde territorio francés presentan un considerable descenso de un 59,6%.