Carretera Alemania

Los conductores llevarían meses durmiendo en áreas de servicio.

La escasez de conductores que se vive en los principales mercados de transporte del continente europeo, así como la guerra de precios existente hace que afloren prácticas empresariales que bordean la legalidad para adentrarse por oscuros senderos que el sector nunca debería transitar.

Este mismo mes de septiembre se ha conocido que los sindicatos alemanes han destapado diversos casos de abuso laboral a conductores profesionales de camión llegados de países de fuera de la Unión Europea.

La central sindical germana FNV-VNB ha detectado a varios conductores filipinos que habrían sido contratados en Polonia pese a que nunca habían conducido un camión allí y subcontratados después a un operador logístico con presencia en múltiples países del continente.

Estos trabajadores habrían estado meses viviendo a áreas de servicios y durmiendo en las cabinas de los camiones de una de las principales empresas de transporte del país para conducir sin respetar los tiempos de conducción y descanso, como reporta la ETF.

Ante lo que consideraban una flagrante inacción de las autoridades alemanas, los sindicatos decidieron acudir a la empresa que accedió a pagar los emolumentos que les correspondían a estos trabajadores, independientemente de su origen.

Los sindicatos alemanes FNV-VNB estudian la posibilidad de iniciar acciones judiciales por explotación laboral y tráfico de personas.