Proceso de instalacion de un depurador en un ferry de DFDS

Proceso de instalación de un depurador en un ferry de DFDS.

La naviera danesa DFDS está preparando su flota ante el cambio en el límite permitido de azufre en el combustible del transporte marítimo que entrará en vigor el 1 de enero de 2015.

En concreto, a partir de esa fecha, la legislación europea exigirá a los buques que naveguen por el Mar del Norte, el Mar Báltico y el Canal de la Mancha que utilicen combustibles que tengan sólo un 0,1% de azufre.

Para ello, antes de finales de 2014, se habrá instalado un sistema de depuración a base de ‘scrubbers’ en once ferrys de la naviera.

Además, se espera que durante 2015 sean equipados otros seis buques más con depuradores de gases de escape. Cada instalación ha costado a la naviera entre cuatro y siete millones de euros, una inversión «que no ha sido fácil de hacer».

Actualmente, tanto ingenieros como tripulación están trabajando para ultimar siete ferrys antes del 2015, en los que aún quedan por instalar algunas tuberías y realizar los trabajos de electricidad y ventilación.

Por toda su labor en el aspecto medioambiental, la naviera ha conseguido el ‘Premio Medioambiental’ de los Lloyd’s List Global Awards, reconociendo la labor de DFDS como un ejemplo a seguir en la superación de los retos ambientales a los que se enfrenta la industria marítima.