Contenedores Envirotainer para transporte aéreo con control de temperatura activa.

DHL Global Forwarding, el especialista en carga aérea y marítima dentro del grupo alemán Deutsche Post DHL, ha ampliado su acreditación como proveedor cualificado de temperatura controlada Qualified Envirotainer Provider (QEP) a 30 instalaciones en países tan diferentes como Alemania, Francia, Reino Unido, EE.UU., Egipto, Dubai, Japón o China.

Al incluir esta acreditación a sus principales instalaciones, la red de la compañía está integrada en mayor medida con los requerimientos operativos de Envirotainer, lo que asegura una carga adecuada de los productos con necesidades de temperatura controlada como por ejemplo medicamentos. En los próximos meses, la compañía planea incluir otras 48 instalaciones. 

Esta acreditación apoya los objetivos de DHL para la cadena de frío de proporcionar un servicio óptimo a los clientes con los requerimientos del producto y el cumplimiento de la normativa vigente.

Actualmente su red cubre alrededor del 90% del volumen actual de tráfico de Envirotainer, y continuarán incluyendo instalaciones adicionales de todo el mundo al programa.

Envirotainer, especialista en soluciones de gestión de la temperatura en el transporte, desarrolló el programa QEP para aumentar la calidad en la gestión de la cadena de frío en el sector del transporte aéreo. El programa incluye guía de buenas prácticas en la distribución de Asociaciones como la Parenteral Drug Association (PDA), la International Air Transport Association (IATA) y la European Medicines Agency (EMA).

Envirotainer ofrece contenedores con temperatura controlada de forma activa que mantienen la temperatura dentro de los márgenes +2 a +8 ºC, +15 a + 25 ºC e inferiores a -20 ºC en casi cualquier condición ambiental durante las rutas alrededor del mundo. Con una relación de más de 10 años, ambas compañías han desarrollado una colaboración especial que ha marcado el camino del sector farmaceutico y hospitalario  y del control activo de la temperatura.

La colaboración simplifica la consecución de una cadena de frío bien planificada, segura y creíble, permitiendo a los clientes llegar a pacientes de todo el mundo.