DHL Global Forwarding neutralizará las emisiones de carbono de todos sus envíos de transporte marítimo de menos de un contenedor, también conocidos como LCL, a partir del 1 de enero de 2021.

En línea con el objetivo de cero emisiones de la empresa matriz, se compensarán las emisiones de este tipo de transporte con el uso de biocombustibles marinos, a través de colaboraciones nuevas o ya existentes.

No se trata solamente de un hito por parte del operador en su camino hacia la logística de cero emisiones, sino que también ayudará a sus clientes a reducir su huella de carbono. Además, aplica el programa de evaluación GoGreen, en virtud del cual se dará preferencia a las navieras que acrediten un sólido desempeño en materia ambiental.

El grupo ha estado explorando el uso de combustibles renovables para minimizar el impacto del transporte marítimo en el medio ambiente. Los criterios a tener en cuenta para seleccionar unos u otros están relacionados con la producción sostenible y que no entre en competencia con la cobertura de otras necesidades, como es el caso del uso de la tierra para la producción de alimentos.

Siguiendo estos estrictos estándares de sostenibilidad, los biocombustibles generados a partir de residuos deben cumplir una serie de requisitos para ser calificados como los más limpios disponibles en el mercado.

El compromiso del operador permitirá mejorar la eficiencia de carbono mediante la reducción del consumo energético, el uso de más energías renovables, o la optimización de las redes de transporte y las rutas de recogida y entrega.