DHL es proveedor para la 11ª edición de la Volvo Ocean Race, con una solución logística completa.

Desde el comienzo en Alicante a finales de octubre, hasta la meta en Galway, Irlanda, DHL será responsable del transporte aéreo, marítimo y terrestre de los equipos de gran valor.

Por lo tanto, el apoyo de la compañía logística incluye el transporte de los equipos de alta gama para los navegantes y el de los pabellones para los visitantes a los diez Race Villages abiertos al público a lo largo de los más de 72.000 km de recorrido.

Además DHL ofrece el suministro de piezas de repuesto en caso de emergencia, utilizando un total de 152 contenedores para el transporte de los cientos de toneladas de materiales.

Los procedimientos de la compañía serán supervisados desde un centro de control internacional, donde garantizan el procedimiento de la regata sin complicaciones mediante el suministro a los organizadores, equipos y socios de servicios de transporte de carga y de logística para el evento.

Igualmente, DHL moverá un par idéntico de contenedores de 40 pies de carga marítima, con un volumen de 67,0 m³, lo que incluye equipos y herramientas de taller manuales de salvavidas y estable de eslingas por tripulación.

De este modo, los equipos usan el contenido del primer contenedor por primera vez durante la ida, al tiempo que DHL ya ha entregado el segundo contenedor para el próximo destino que usarán durante la siguiente etapa, mientras que la compañía logística prepara el primer contenedor para la próxima escala, con lo que se asegura la entrega a tiempo y la disponibilidad de los equipos necesarios.

Asimismo, DHL proporciona a cada equipo un número de contenedores de carga aérea. Por lo que se ha establecido un depósito de piezas de repuesto en el aeropuerto de Amsterdam, que permitirá transportar mercancías masivas a cualquier destino, en un tiempo rápido y efectivo.