Como parte de sus esfuerzos por modernizar su flota para vuelos intercontinentales, haciéndola más sostenible y eficiente, DHL Express incorporará próximamente cuatro cargueros Boeing 767-300 con los que podrá hacer frente al fuerte crecimiento que se espera en el comercio electrónico transfronterizo.

Se trata de aviones de pasajeros que han sido adaptados para el transporte de carga por el fabricante para cumplir con las necesidades actuales del operador y adaptarse a la demanda global de servicios exprés.

Los llamados freighters ofrecen una gran versatilidad y permiten mejorar la eficiencia, así como la huella medioambiental, en línea con la Estrategia 2025 del grupo, al mismo tiempo que contribuyen a satisfacer las necesidades de los clientes, garantizando el mejor servicio posible.

Su objetivo es contar una red global perfectamente conectada, que contribuya a la reducción de emisiones y la disminución del consumo de combustible. Este es uno de los motivos que le ha llevado a decantarse por la familia 767, que ofrece unos costes operativos más bajos, así como una mejor relación entre carga útil y peso.

Además, ofrece a las aerolíneas nuevas oportunidades en mercados tanto regionales como de larga distancia. El modelo 767-300 adaptado para carga ofrece una capacidad de 50 toneladas, exactamente igual que un 767-300F, producido directamente para la carga aérea. De hecho, Boeing ya ha recibido 51 pedidos de este modelo.

Desde 2019, DHL Express también ha agregado a su flota un total de 14 Boeing 777F que garantizan una gran eficiencia en el consumo de combustible para reemplazar a los antiguos 747-400.