En consonancia con su programa GoGreen, DHL Freight ha reforzado su compromiso para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero con un nuevo documento en el que introduce medidas, servicios y soluciones que ayudarán a sus clientes de servicios de transporte por carretera a mejorar la sostenibilidad en sus cadenas de suministro.

De cara a 2050, el grupo pretende reducir a cero sus emisiones relacionadas con la logística. De momento, ha logrado una disminución del CO2 del 35% en comparación con 2007 y su propósito es alcanzar el 50% en 2025.

Este camino requiere una fuerte apuesta por las nuevas tecnologías y la búsqueda de diferentes alternativas, pero también exige unos elevados niveles de persuasión, para conseguir que los socios comerciales se sumen al cambio.

Si se pretende conseguir la descarbonización de la logística, es fundamental la colaboración con otros actores. En el caso del operador, contribuirá a este objetivo con una amplia variedad de soluciones que ayudarán a sus clientes a reducir su huella de carbono.

Por ejemplo, el servicio premium Freight Eurapid, con el que los envíos de grupaje pueden llegar a su destino europeo de forma sostenible en 24 o 48 horas. En lo que se refiere a la transparencia, se están utilizando herramientas digitales para monitorizar las emisiones.

GNL, electricidad e hidrógeno

Además, con el apoyo de GoGreen, los clientes pueden evaluar diferentes escenarios de transporte en términos de emisiones y optimizarlos de acuerdo a sus necesidades. Por otro lado, el operador está avanzando en la introducción de tecnologías alternativas en su flota y ya cuenta con 30 camiones a GNL, que consumen un 15% menos de combustible que los diésel.

En cuanto a la electromovilidad, está probando el uso de camiones eléctricos, aunque también ha empezado a integrar tecnologías de hidrógeno. Asimismo, conviene destacar los avances en soluciones de transporte combinado de carretera y ferrocarril, especialmente para servicios de larga distancia.

Por último, en aquellos contextos en que aún no pueden eliminarse las emisiones contaminantes, la inversión está enfocada en proyectos de protección del clima, que aseguren la compensación de las emisiones.