Fashion Unleashed: supply chain innovation is everythingestudio de DHL Supply Chain que puede descargarse en este enlace (formato pdf, de 20 páginas y 1,1 Mb).

Los fabricantes y distribuidores que quieran mantener ventaja competitiva en la feroz industria de la moda necesitan tener una cadena de suministro tan sofisticada como sus clientes más exigentes. Unos clientes que, además, pueden generar hoy gracias al «omni channel commerce», es decir, una demanda imprevisible y continuada, 24 horas al día, los 365 días del año.

Esta es una de las principales conclusiones que arroja el informe «Fashion Unleashed: supply chain innovation is everything» elaborado por Lisa Harrington, presidenta de Harrington group LLC y directora asociada del Supply Chain Management Center, en colaboración con DHL. 

Las tendencias de compra del consumidor son cada vez más imprevisibles debido a la estandarización del uso de dispositivos móviles para efectuar compras a través de Internet. La volatilidad, la complejidad y la internacionalización de la experiencia de compra, antes excepcionales, se han convertido en norma en el sector de la Moda, con lo que las necesidades de gestión de stock crecen.

En España, DHL Supply Chain, que dedicaba en 2010 en España al sector Moda una superficie de 32.000 m², prevé llegar a los 83.000m² para este sector en 2014.

Unos datos locales que contextualizan el crecimiento del sector y que se complementan con cifras de varios estudios internacionales publicados en el informe, como las aportadas por PayPal en colaboración con Nielsen, que señalan que las compras transfronterizas online superarán este año los 105.000 millones de dólares y habrá 94 millones de consumidores que adquirirán productos de forma regular en sitios web extranjeros.

Innovación en el diseño de la cadena de suministro

Según el barómetro de DHL, la industria de la moda debe enfrentarse a numerosos retos, entre ellos el predominio de canales de venta fragmentados, la creciente demanda de servicios, los cada vez más cortos ciclos de vida de los productos, y enormes presiones tanto sobre costes y precios finales como sobre márgenes.

A esto hay que sumarle las cambiantes condiciones demográficas, el rápido crecimiento de los países emergentes y el advenimiento de una nueva clase media global.

En este contexto, el informe insta a las grandes cadenas de moda y a los distribuidores, a innovar más allá de sus colecciones y materiales. Han de hacerlo también en el diseño de su cadena de suministro para poder responder adecuadamente a los continuos y rápidos cambios a que la industria está sometida.

Valoraciones de líderes en el sector de la moda

El informe se basa en las valoraciones de encuestas específicas y de mesas redondas celebradas con líderes mundiales del sector de la moda que formaron parte del evento Fashion Masterclass a primeros de este año.

Entre las compañías que son referidas en el estudio se encuentran marcas reconocidas como Zara, Levi Strauss & Co, H&M, Primark, Betty Barclay, Debenhams, Hunkemöller, IC Company, Keen Footwear o Tom Tylor.

La marca Zara es señalada en el nuevo estudio como una compañía altamente innovadora y disruptiva, que ha apostado por la cadena de valor como elemento diferenciador para lograr el éxito con un modelo basado en la tecnología, la flexibilidad, la disponibilidad inmediata en tienda y un sistema de rotación y distribución de prendas prácticamente infalible.