La start-up Greenplan, financiada por DHL, ha desarrollado un algoritmo para la optimización de las rutas de reparto y las paradas que deben realizar los conductores. Gracias a él, podrán diseñarse rutas inteligentes, utilizando toda la información y los datos disponibles para la mejora de las entregas en una determinada zona.

Diseñado por científicos de la Universidad de Bonn junto a expertos del operador, permitirá seguir avanzando al sector logístico hacia la eficiencia y la sostenibilidad. A diferencia de otras herramientas disponibles en el mercado, Greenplan ha conseguido planificar las rutas a partir de información histórica del tráfico en cada calle.

Esto garantiza un ahorro de hasta el 20% a los clientes en comparación con las soluciones estándar de optimización de rutas, ayudándoles al mismo tiempo a reducir su huella de carbono, al tener que recorrer menos kilómetros para cada entrega.

En este sentido, no solamente proporciona visibilidad respecto a la huella de carbono estimada en función de las rutas, sino que también considera las emisiones por tipo de vehículo para poder hacer una planificación más eficiente. Además, es capaz de valorar parámetros específicos para flotas eléctricas, como la autonomía de cada vehículo. 

El algoritmo ha sido desarrollado para cumplir con las ventanas horarias de entrega que exige el e-commerce, indicando al mismo tiempo el momento perfecto para iniciar los recorridos. También permite la planificación aunque falte algún dato y a partir de variables relevantes, como los diferentes tipos de carga o el cumplimiento de la normativa.