China ecommerce dhl

El e-commerce B2C en China crecerá a un 30% anual en el próximo lustro.

DHL eCommerce, la división del grupo logístico alemán destinada a dar soluciones a los comerciantes on-line, ha reafirmado su apuesta por el mercado chino marcándose el objetivo de crecer un 50% en la región.

Con este fin, la compañía ha puesto en marcha un nuevo centro de distribución dedicado al e-commerce en Shenzhen, y proyecta además ampliar sus plataformas logísticas de Shanghai y Hong Kong para dar soporte al crecimiento de los retailers.

En lo que respecta al nuevo centro de Shenzhen, este puede manipular 18 millones de envíos al año y su diseño para posibilita una ampliación de capacidad del 150%.

La plataforma permite una distribución ágil y rápida de las exportaciones chinas que se venden a través de Internet, llegando a cualquier lugar del mundo al tener presencia el operador en 220 países.

Ampliaciones en Shanghai y Hong Kong

Por otro lado, el centro de distribución de DHL eCommerce en Shanghai, que desde que se pusiera en marcha en julio de 2015 ha visto incrementadas las exportaciones que gestiona en un 700%, también será ampliado próximamente para poder manipular hasta 48 millones de paquetes al año. 

El operador también proyecta la ampliación del centro logístico de Hong Kong para que pueda llegar a manipular hasta 71 millones de envíos anuales.

En el ejercicio 2015, China concentró el 40% de las ventas mundiales del comercio minorista on-line y se espera que el e-commerce B2C del país crezca a una tasa anual de más del 30% hasta 2020, lo que explica la apuesta del operador por este segmento de mercado en el país.