DHL Supply Chain se ha aliado con Locus Robotics para el desarrollo de robots que puedan actuar como asistentes para labores de picking, en línea con la Estrategia para una Digitalización Acelerada del operador.

Para 2022, tiene previsto incorporar hasta 2.000 robots, lo que le convertirá en el principal cliente del fabricante.

Este tipo de robots se utilizan generalmente en almacenes de e-commerce o productos de consumo para ayudar en las tareas de preparación de pedidos y reposición de las distintas referencias, aumentando la eficiencia de los procesos y agilizando las entregas.

En la actualidad, ya están operativas más de 500 unidades en los almacenes de EEUU, Europa y Reino Unido. Para finales de 2021, se sumarán otros 500 en más de 20 ubicaciones, y ya se han identificado nuevas instalaciones donde pueden integrarse el resto de unidades en 2022.

Estos robots autónomos (AMR Automated Mobile Robot) contribuyen a reducir el tiempo empleado en maniobrar con las carretillas por los almacenes, y el esfuerzo físico realizado por los trabajadores, aumentando al mismo tiempo la eficiencia en el picking.

Son capaces de mostrar imágenes de los productos a recoger, calcular las rutas óptimas y reducir el tiempo de formación del personal. Además, pueden integrarse rápidamente en la vida diaria del almacén gracias al Hub de Robótica de DHL SC y suelen ser bien aceptados por el personal.

Durante los picos de trabajo, constituyen la solución idónea para ampliar la capacidad de las instalaciones, pues resulta muy sencillo agilizar las tareas incorporando más robots.