Instalaciones de DHL SC en La Garena para Abbott Laboratorios

DHL Supply Chain tiene previsto destinar un millón de euros al desarrollo de nuevos proyectos en España durante el periodo 2011-2016. La compañía contempla esta inversión dentro de una amplia apuesta por la innovación centrada en el cliente.

Los retos logísticos son cada vez más complejos y variados, como también lo son sus implicaciones sociales y económicas: la creciente superpoblación de las ciudades, la trazabilidad extensiva a toda la cadena de suministro o el crecimiento de los modelos de compra a través de Internet, que multiplica exponencialmente los puntos de entrega de mercancías y a su vez reduce el tamaño de los pedidos, son sólo algunos de los factores que exigen ofrecer nuevos servicios logísticos que sean, además de rentables para las empresa, sostenibles y responsables con las personas y el medio ambiente.

Mediante nuevas ideas y la cooperación en innovación con terceras entidades, DHL quiere responder a los retos actuales y anticiparse a los que podrá tener en un medio-largo plazo en el mercado.

Así, sus tres áreas prioritarias son la logística urbana sostenible para ciudades inteligentes, la seguridad en la cadena de suministro, contemplada de forma integral y extensiva, desde la materia prima hasta el final del ciclo de vida del producto, y la aplicación de tecnologías móviles a la logística tanto en los almacenes y el transporte, como en el propio puesto de trabajo, que en muchas ocasiones es móvil.

Proyectos como, entre otros, Instant Mobility, Straightsol, CORE o Co-Gistics (Cooperative Logistics for Sustainable Mobility of Goods) son sólo algunos de los ejemplos en los que DHL participa, todos ellos apoyados y financiados desde la Comisión Europea.

 ‘Miniemprendimiento’

Además, DHL ha impulsado los proyectos de “Miniemprendimiento”, con los que buscan que el empleado, tras escuchar e interiorizar las necesidades y prioridades del cliente, sea creativo a la hora de diseñar soluciones específicas  que le aporten valor.

Tras ello, elaborará un proyecto, lo defenderá internamente ante los encargados de la toma de decisiones en DHL, buscará la financiación en los departamentos pertinentes y, finalmente, coordinará  la puesta en marcha del proyecto en fase piloto. Es un espejo, a nivel interno, de lo que cualquier emprendedor haría en la vida real para poner en marcha su idea empresarial.