Logística farmacéutica

El informe de DHL establece seis tendencias que afectarán al sector sanitario.

Las cadenas de suministro avanzadas podrán ser el catalizador vital para llevar al sector sanitario hacia un nuevo modelo de costes más eficiente. Esta es una de las principales conclusiones extraídas del estudio ‘The Future of Life Sciences and Healthcare Logistics’, elaborado por DHL, un documento que alerta de que es urgente que el sector de la salud afronte una rotunda transformación para no quedarse rezagado en la adopción de innovaciones tecnológicas.

Actualmente, el sector sanitario y de ciencias de la salud está atravesando una fase de transformación de sus modelos operativos y de cadena de suministro. La industria se ha visto afectada por la presión en costes, procedentes de las resoluciones de las administraciones públicas y regulatorias, por la digitalización y los cambios que las nuevas tecnologías están provocando en las tendencias de los consumidores.

Por ello, el estudio considera que es necesario que este segmento adopte nuevas tecnologías para poder dar una buena respuesta a las necesidades de mercado y de los pacientes.

El documento analiza las tendencias clave de la industria y cómo la cambiante aproximación del sector sanitario al mercado, cada vez más centrada en el paciente, necesitará cadenas de suministro más complejas, ágiles y eficientes en costes. Además, conviene destacar que los proveedores de servicios logísticos tendrán un papel protagonista en esta transformación, a fin de mejorar las respuestas que este sector ofrece a sus usuarios.

Tecnologías transformadoras

En este contexto, el informe de DHL establece seis tendencias que afectarán al sector sanitario. Así, la analítica avanzada de datos, el big data, proporcionará a este segmento más información para tomar decisiones acertadas acerca de la gestión de sus operaciones, lo que ayudará a mejorar la predicción de la demanda, disminuir costes y mejorar la eficiencia logística.

El internet de las cosas, por su parte, incrementará la visibilidad y conectividad a lo largo de toda la cadena de suministro, proporcionando un mayor control de los inventarios y reduciendo el número de extravíos de producto y la generación de residuos.

Actualmente, se están desarrollando nuevos modelos de aprovisionamiento de productos bajo demanda, lo que dará respuesta a los crecientes canales online especializados en proporcionar productos sanitarios, médicos, farmacéuticos y de parafarmacia, un mercado global que se espera que alcance los 112.000 millones de euros (128.000 millones de dólares) en 2023.

De cara a cubrir el incremento de la demanda y a controlar los costes, las cadenas de suministro del sector ganarán en velocidad y seguridad en las operaciones gracias a la utilización de robots y la automatización de procesos, que evitará desperdiciar recursos en labores de picking de producto en almacén para analizar muestras en laboratorio.

A su vez, las tecnologías como la realidad aumentada serán utilizadas para incrementar la eficiencia. Los nuevos modelos para mostrar y presentar la información harán más seguras y eficientes las operaciones de la cadena de suministro en varios supuestos, y permitirá disponer de dispositivos médicos y medicamentos cada vez más personalizados, lo que cambiará radicalmente los tratamientos médicos y transformará las cadenas de suministro.