DHL y Ford han presentado este mes de agosto en la ciudad alemana de Colonia el primero de sus vehículos eléctricos de reparto producidos de manera conjunta, fruto de una colaboración anunciada a mediados de este 2017.

El vehículo, bautizado con el nombre de StreetScooter WORK XL, está basado en el chasis de la Transit, con una transmisión con batería eléctrica y una carrocería diseñada y construida para ajustarse a las especificaciones del operador logístico.

En el presente 2017 se fabricarán 150 unidades en la planta de StreetScooter en Aachen, Alemania, que serán utilizadas por el operador en el reparto urbano de paquetes en Alemania. Además, fabricarán 2.500 furgonetas eléctricas hasta finales de 2018. Al igual que los modelos eléctricos existentes de StreetScooter, la nueva furgoneta saldrá a la venta para el público general.

Este nuevo modelo ahorra aproximadamente cinco toneladas de CO2 y 1.900 litros de combustible diésel al año. Con una previsión de 2.500 vehículos en servicio, esto podría suponer un ahorro total de 12.500 toneladas de CO2 y 4,75 millones de litros de combustible al año para el operador alemán.

Más grande que los modelos anteriores

La WORK XL contará con un volumen de carga de 20 m³ y ofrecerá espacio de almacenamiento para más de 200 paquetes. Esta furgoneta está equipada con un sistema de batería modular que proporciona entre 30 kWh y 90 kWh, dotándola de una autonomía de entre 80 y 200 km.

El nuevo modelo amplía el tamaño y la autonomía de sus furgonetas «hermanas», la WORK, con un volumen de carga de 4 m³, y la WORK L, de 8 m³. Además, también difiere en la construcción de su carrocería. El vehículo se puede cargar a través del portón trasero y de la puerta deslizante lateral. Con una capacidad de recarga de hasta 22 kW, el tiempo medio de carga es de tres horas.

DHL tiene actualmente en servicio 3.000 unidades de los vehículos eléctricos de StreetScooter, además de 10.500 pedelecs, lo que convierte a la compañía en la mayor operadora de flotas eléctricas de toda Alemania.