El operador logístico alemán suma y sigue en su esfuerzo por controlar las emisiones contaminantes de sus actividades tras superar a finales de mayo un volumen de flota de 10.000 StreetScooter, los vehículos ligeros eléctricos para el reparto urbano de mercancías desarrollados por la compañía en colaboración con Ford, con la incorporación de una nueva unidad en la localidad alemana de Colonia.

La alemana estima que estos vehículos han realizado desde su introducción 100 millones de kilómetros, cifra que ha permitido evitar la emisión de 36.000 toneladas de emisiones contaminantes a la atmósfera al año, como parte de su estrategia para conseguir eliminar todas las emisiones de sus actividades logísticas hacia el horizonte de 2050.

De igual modo, la empresa estima que estos vehículos tienen unos costes de mantenimiento y desgaste que son entre un 60% a 80% más bajos que para vehículos convencionales similares.

De igual modo, el operador logístico germano también tiene previsto que hasta el 70% de sus servicios de entrega se realicen con vehículos sostenibles, como bicicletas o vehículos eléctricos, con el objetivo de ofrecer servicios de reparto urbanos sostenibles totalmente sostenibles para 2025.

Además, esta flota de 10.000 furgonetas eléctricas se complementa con otros 12.000 bicicletas y triciclos con asistencia eléctrica, así como los 13.500 puntos de recarga que el operador logístico tiene en sus bases e instalaciones de Alemania.