GLP ha registrado el pasado 2020 un nivel de actividad récord tanto en alquiler como promoción de su negocio logístico. El pasado 2020, la compañía firmó más de 22,7 millones de m² en contratos de alquiler nuevos y renovación, que equivale a un 57% más que en 2019 y ha iniciado proyectos que suman 5,6 millones de m², lo que implica un crecimiento con respecto a un año antes de un 75%.

Todo ello se ha debido al impulso que ha registrado durante el año de la pandemia el segmento de comercio electrónico, que representa aproximadamente el 40% de la cartera global de GLP, frente al registro de entre un 20 y un 25% que tenía hace cinco años.

GLP estima que el e-commerce siga actuando de motor del segmento logístico durante los próximos dos o tres años y espera que estos cambios tengan efectos duraderos incluso en el momento en que la economía mundial comience a recuperarse, lo que se traduciría en mayores necesidades de espacio de almacenamiento  para crear eficiencias en la totalidad de la cadena de suministro.

Con más detalle, en Europa, el alquiler gestionado por la compañía creció un 69% con respecto al año anterior, hasta colocarse en aproximadamente 1 millón de m2 de acuerdos firmados en 2020 con clientes tanto habituales como nuevos, como Amazon, DHL, Leclerc, ID Logistics, Royal Mail y XPO Logistics, así como SF Express, un cliente global que ha firmado su primer alquiler en Europa.

Además, GLP ha desarrollado en el Viejo Continente el pasado ejercicio proyectos por valor de 813 millones de dólares, unos 674,2 millones de euros al cambio y un 113% más que en 2019.

De igual manera, la empresa también ha repuesto su cartera de terrenos de construcción y ha cerrado la adquisición de una cartera inmobiliaria logística en Europa Central y del Este, con lo que amplía estratégicamente su presencia europea a doce  países del continente.