Durante las últimas décadas, las cadenas de suministro se han convertido en enormes redes de organizaciones heterogéneas involucradas en la fabricación y entrega de productos a usuarios finales. La aparición del Internet de las Cosas está transformando el sector logístico-portuario, por lo que cada vez más, las empresas buscan soluciones para digitalizar sus cadenas de suministro.

Ahora, 21 socios de ocho países europeos se han unido para diseñar la próxima generación de la tecnología IoT y añadir valor digital a las cadenas del futuro, a través del proyecto iNGENIOUS. Cofinanciado por la Comisión Europea a través del programa Horizonte 2020, cuenta con un importe de ocho millones de euros para su desarrollo y dará comienzo el próximo mes de octubre.

La iniciativa, coordinada por la Universidad Politécnica de Valencia y en la que participa la Fundación Valenciaport, prevé alcanzar el objetivo diseñando una solución que combinará la tecnología 5G, Big Data, Inteligencia Artificial, blockchain, realidad virtual y aumentada, entre otras.

Dentro de las cadenas de suministro globales, el proyecto se centra en tres escenarios: industria, transporte y logística. En este contexto, la Fundación desarrollará cuatro casos de uso en el puerto de Valencia que permitirán validar las tecnologías implementadas en el marco del proyecto.

Casos de uso

El primero corresponde a la integración de las cadenas de suministro y abordará la interoperabilidad entre las plataformas IoT y entre las plataformas blockchain utilizadas para las operaciones de transporte y la logística.

El segundo se centrará en el diseño de modelos predictivos basados en inteligencia artificial para predecir y optimizar el tiempo que pasan los camiones dentro del puerto durante su operativa. Otro de los casos de uso pretende demostrar la viabilidad del control remoto de la maquinaria portuaria a través de las tecnologías y la conectividad 5G.

El último consistirá en seguimiento de un contenedor que será transportado a través de transporte terrestre y marítimo entre el puerto de Valencia y el puerto de Pireo, con tecnología IoT y satélite. El proyecto, que está previsto que finalice en abril de 2023, cuenta con socios de España, Alemania, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Polonia.