Disfrimur realizará en 2018 su mayor apuesta por el gas natural en su historia, y lo hará de la mano de Iveco, con la incorporación del Stralis Natural Power, propulsado a gas natural y diseñado específicamente para las operaciones de larga distancia.

A lo largo del año, recibirá un total de 40 unidades, en una operación realizada a través del concesionario Ginés Huertas Industriales, con las que contribuirá a la reducción de los gases de efecto invernadero y la contaminación, principales retos del sector del transporte en la actualidad. 

El GNL es una energía limpia, económica, que genera una menor contaminación acústica en los centros urbanos y las entregas nocturnas, y que conlleva beneficios ambientales como la mejora de la calidad local del aire, además de disminuir significativamente los contaminantes atmosféricos y las partículas en suspensión.

El operador pretende aprovechar estas ventajas a través del modelo elegido, que permite reducir hasta en un 15% las emisiones de CO2 en comparación con su equivalente diésel, a lo que se añade su potencia, confort, tecnología de transmisión y autonomía.