Manipulación de medicamentos

La industria farmacéutica está siendo demasiado lenta en su respuesta a los nuevos retos logísticos que presenta el mercado.

Informe DHL Going Direct for healthcare Supply Chainsse puede descargar en este enlace(disponible en formato pdf, en inglés, de 16 páginas y 606 Kb).

El negocio de la industria sanitaria, y por ende la logística asociada al mismo, se encuentran en pleno proceso de cambio. Según recoge el informe ‘Going Direct: Bold strategy for healthcare supply chains‘, encargado por DHL, la aparición de nuevas fuerzas en el mercado está impactando directamente en el rendimiento de las empresas del sector.

En concreto, las presiones de costes, la consolidación del distribuidor, fabricante y farmacia, la mayor complejidad de los componentes biológicos y la aparición de nuevas normativas están forzando a las compañías de ciencias biológicas a buscar nuevas oportunidades para reducir sus costes y mejorar sus márgenes, en un sector que había sido abocado a la inacción.

De hecho, los datos recopilados por el operador en su ‘Indice de Madurez de la Cadena de Suministro‘ reflejan que la industria sanitaria se encuentra por detrás de otros sectores como el automovilístico o tecnológico en cuanto a desarrollo de la cadena de suministro, lo que significa que la respuesta a estos nuevos retos ha sido lenta y desarticulada desde el punto de vista logístico.

En este contexto, el informe insta a las empresas del sector de las ciencias de la vida a actualizar su modelo de negocio y adoptar un enfoque más abierto, que contemple la distribución directa (D2M) al mercado de  algunos productos, y muestra los beneficios que este tipo de aproximación aporta, entre los que destacan mejores márgenes, visibilidad sobre las datos de ventas y control directo y total de la distribución sin intermediarios.

Distribución directa para aumentar beneficios

Según el informe, la distribución directa está siendo adoptada ya por distintas compañías, pero, en general, la industria ha sido lenta a la hora de responder a las dinámicas del mercado y realizar los ajustes necesarios. 

Al asumir el control directo sobre la distribución, los fabricantes podrán pasar a gestionar la relación con el cliente, mejorar la seguridad del producto y explotar el canal del e-commerce, por lo que las compañías del sector «deben reaccionar y no dejar pasar esta gran oportunidad”, según indican los analistas que han elaborado el documento. 

Y es que a medida que aumenta la presión a la baja sobre los precios en todo el mundo, los fabricantes son cada vez más conscientes de que podrían capturar más valor e incrementar el valor añadido hasta en un 50%, según el informe, si ampliaran el control de lo que sucede con su producto más allá del proceso de fabricación.

Antes de optar por esta opción, la pregunta clave que debe realizarse cualquier empresa es qué mercados y qué clientes deberían ser considerados en una estrategia de distribución directa. Del mismo modo, también debería analizar si conviene adoptar por un modelo directo puro o por uno mixto

Con el fin de ayudar a las compañías del sector a no perder la oportunidad de la distribución directa, el informe Going Direct evalúa las tendencias que están impulsando este modelo y ofrece a los fabricantes de productos sanitarios una guía para evaluar si esta estrategia es viable en sus respectivos negocios.