Districenter ha firmado con Cilsa una ampliación de la superficie logística que tiene en la ZAL del puerto de Barcelona que le permite operar en una nave monocliente de 10.222 m², disponiendo de un total de 23 muelles de carga, dos puertas que permiten la entrada del camión por rampa y cuatro a pie de calle y una altura de nave de 11 m libres. Su almacén en la ZAL está ubicado en la segunda fase del desarrollo logístico perteneciente al municipio de El Prat del Llobregat.

El operador logístico ha dotado a dicho almacén de nuevas soluciones que permiten clasificar y expedir a través de un ‘sorter’, con capacidad de clasificación de 7.000 bultos por hora, la preparación de 180 pedidos de forma simultánea que pueden alcanzar producciones de entre 10.000 y 15.000 pedidos al día. Además dispone de otras tecnologías como sistemas automatizados de clasificación, reconocimiento de imágenes, lectura de códigos de barra, etc.

En cuanto al transporte y distribución, Districenter ofrece varios servicios, como entregas concertadas, distribución domiciliaria, rutas, repartos masivos, etc, con una red de puntos de distribución a escala nacional e incluyendo la supervisión del estado de sus envíos.

Estos servicios y este equipamiento está orientado a potenciar los servicios de sus clientes de retail textil y calzado, como Mango, Desigual o Descente, y a reforzar su capacidad operativa para el canal de e-commerce. Asimismo, sus sistemas son flexibles y permite la posibilidad de adaptarlos a las necesidades del cliente, pudiéndose obtener sinergias del uso compartido entre varios.