DKV, uno de los principales proveedores de servicios de movilidad comercial en Europa, ha incorporado las 704 estaciones de servicio de Cepsa en España. De éstas, 44 son estaciones especiales para transporte pesado.

Las instalaciones se encuentran situadas en las rutas más transitadas, como son las autopistas de la costa mediterránea, la frontera portuguesa o la conexión con Francia a través del municipio vasco de Irún y el municipio gerundense de La Junquera. Las 660 estaciones restantes, que son idóneas para flotas, están situadas en zonas urbanas.

Con la incorporación de las estaciones de servicio de Cepsa, la red de suministro de DKV en España se amplía a cerca de 4500 estaciones.

El objetivo de la colaboración entre ambas compañías es ofrecer a los clientes de DKV una red de suministro más atractiva en España. Las estaciones de Cepsa satisfacen las necesidades de los profesionales del transporte y cuentan con servicios esenciales como aparcamiento o surtidores de gran capacidad para un repostaje más rápido.

Además, ofrecen un espacio donde parar y descansar, así como combustibles de alta calidad. Y todo ello sin importar si estos clientes conducen exclusivamente en su país o a nivel internacional, ni si son transportistas u operadores de flotas de vehículos comerciales.

Las estaciones de Cepsa incorporadas a esta red ya están activas y se pueden encontrar a través de la app DKV y del planificador de rutas gratuito DKV MAPS.