El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Tarragona ha aprobado a finales del pasado septiembre otorgar dos concesiones a Bergé Marítima para ocupar sendos espacios del dominio público portuario tarraconense, con destino a la manipulación y almacenaje temporal de vehículos en tráfico marítimo.

Los dos otorgamientos tendrán una duración de un año, a contar desde el próximo 1 de noviembre.

Así pues, la primera de las concesiones comprende 13.986,17 m² de superficie del dominio del enclave catalán en el muelle de Andalucía, zona III-2, para la que se establecido el pago de una tasa anual por ocupación de 87.300,04 euros, además de una tasa anual de actividad por valor de 17.128,71 euros, año 2020.

Mientras, la segunda se refiere a otros 4.340,97 m² de parcela en el muelle de Cantabria, zona III-2, que implica el abono de una tasa anual por ocupación de 27.095,83 euros, así como un tasa anual de actividad por importe de 5.500,04 euros.

Bergé está presente en 26 recintos portuarios españoles, en los que acumula un volumen de doce millones de toneladas almacenadas anualmente, con una capacidad de 600.000 m² de almacenes en los espacios que gestiona.