Portacontenedores de Hanjin

31 buques con capacidad para 134.000 TEUs han comenzado a operar diferentes servicios.

Más de dos tercios de los portacontenedores que operaba Hanjin Shipping permanecen inactivos, aunque hasta ahora, las subastas de los buques les han permitido recuperar 460 millones de dólares (430 millones de euros), según el último informe de la consultora Drewry.

La quiebra de la naviera en agosto de 2016, que provocó el pánico entre los cargadores que tenían mercancía a bordo de su buques, puso de manifiesto la fragilidad de las líneas de contenedores en una época en que las tarifas de los fletes han llegado a precios extremadamente bajos.

Ahora que la situación ha comenzado a aclararse, la industria se plantea qué ha ocurrido con estas embarcaciones. Una de las respuestas reside en la flota inactiva de contenedores, ya que tras la quiebra, 98 buques con una capacidad agregada de unos 610.000 TEUs dejaron de operar, con lo que esta flota pasó de 904.000 TEUs a mediados de agosto a 1,7 millones de TEUs a mediados de noviembre.

A partir de diciembre, se registró una disminución debido a que algunos de los buques que antes operaba la naviera china fueron nuevamente fletados. Asimismo, según los datos registrados a finales de enero de 2017, cuatro embarcaciones con capacidad para 15.000 TEUs en total han sido enviadas al desguace, dos de las cuales pertenecían a Hanjin, y ninguna de ellas con más de 20 años.

En total, 31 buques con capacidad para 134.000 TEUs han comenzado a operar diferentes servicios, pero solamente uno de estos buques era de Hanjin, el Durban, con capacidad para 4.275 TEUs y que ahora opera como KMTC Chennai.

El resto pertenecían a Danaos, Kmarin y Seaspan, que han logrado encontrar arrendadores para 30 buques hasta ahora, presumiblemente con tasas de flete considerablemente más bajas que las que pagaba Hanjin.

Además, Maersk Line ha mostrado un gran interés por la antigua flota de la naviera china, fletando 11 buques de 77.000 TEUs, entre los que se incluyen dos con capacidad para 13.000 TEUs cada uno, África y Harmony, que fueron vendidos a compradores anónimos en diciembre por 131 millones de dólares (123 millones de euros) cada uno. Maersk utiliza estos buques, renombrados como Emerald y Ensenada, en las rutas entre Asia y Europa de la Alianza 2M.

63 buques continúan inactivos

Sin embargo, aún quedan 63 buques del operador chino con capacidad para 460.000 TEUs que permanecen inactivos. Entre ellos, el Europe, una de las tres unidades con capacidad para 13.092 TEUs vendidas en diciembre a Peter Döhle Schiffahrts-KG. Otros seis buques gemelos con capacidad similar serán subastados el próximo mes.

Conviene destacar que al menos ocho buques de Hanjin volverán a operar próximamente. KMTC adquirió cuatro de 4.275 TEUs en diciembre y pagó 5,3 millones de dólares (4,9 millones de euros) por cada uno, aunque de momento sólo uno ha entrado en servicio en las rutas internas asiáticas.

Al mismo tiempo, el Grupo SM adquirió cinco portacontenedores con capacidad para 6.655 TEUs como parte de un acuerdo por los activos transpacíficos de la naviera. Comenzarán a operar en marzo a través de la nueva filial SM Lines, ya que el primer acuerdo con Korea Lines fue vetado por los accionistas de SM, cuyo objetivo es expandir sus operaciones de contenedores en el mercado interno de Asia.

Por otro lado, Seaspan ha adquirido cuatro portacontenedores con capacidad para 4.275 TEUs por valor de 21 millones de libras (24 millones de euros), aunque aún no ha encontrado a ningún operador que se haga cargo de las operaciones.

Drewry calcula que aún están en venta buques con una capacidad de 150.000 TEUs en total, aunque con el actual exceso de portacontenedores y un crecimiento de la demanda limitado es debatible si podrán atraer al mercado, incluso con precios muy bajos. Los más grandes y de menor antigüedad son los que tendrán mayores posibilidades.

Harán falta bastantes meses para dejar atrás del todo la influencia de esta naviera, y es de esperar que muchos de sus buques formen parte de la flota inactiva durante algún tiempo.