El Grupo DP World ha manipulado 33,9 millones de TEUs en sus terminales de contenedores en la primera mitad de 2020, lo que supone un descenso del 5,3% respecto al año anterior y un 3,9% en términos equivalentes.

A un nivel consolidado, se han movilizado 20 millones de TEUs, un 2,4% más que el año anterior y un 5,4% en términos equivalentes. Para ello, ha sido fundamental su negocio en Australia y República Dominicana, así como la adquisición de terminales de contenedores en Chile y el inicio de las operaciones en el puerto de Posorja, en Ecuador.

Destaca también la de Jebel Ali, en los Emiratos Árabes Unidos, con un movimiento de 6,7 millones de TEUs en el primer semestre, que suponen una caída del 6,8% respecto a 2019, debido al efecto del Covid-19.

Como muchos otros, el sector marítimo y logístico está atravesando un periodo muy complicado con la crisis sanitaria. En el caso del terminalista, sus volúmenes se han reducido en un 7,9% en el segundo trimestre, tras caer un 3,9% en el primero.

No obstante, los datos son muy positivos si se tiene en cuenta que la media de esta industria ha sido del 15% en el segundo y del 10% en el primero. A juicio del grupo, esto indica que se están escogiendo las localizaciones adecuadas.

Además, todas sus instalaciones han permanecido operativas durante este complicado periodo, garantizando el transporte de las mercancías consideradas esenciales. A corto plazo, su principal preocupación es la seguridad de los empleados, proporcionar soluciones a los clientes que están teniendo algún tipo de problema en sus cadenas de suministro, completar la integración de sus nuevas terminales y reducir sus costes.