unifeeder contenedores

La compra de Unifeeder se completará en el último trimestre de 2018.

Los procesos de integración son la tónica general en el mundo actual de la logística, por lo que no sorprende que el terminalista DP World haya adquirido el operador europeo Unifeeder, especializado en transporte marítimo de corta distancia y buques ‘feeder’, en una transacción que se ha cerrado con el inversor privado Nordic Capital por 660 millones de euros.

Ya de por sí resulta llamativo que un terminalista adquiera una naviera cuando normalmente sucede al revés, y aunque existen algunos ejemplos en China de puertos que han comprado operadores de este tipo, la magnitud de la operación de DP World no tiene precedentes, lo que ha generado algunas preguntas en el sector, según explican desde la consultora Drewry.

Cuesta discernir si se trata de un movimiento para proteger su negocio central o si lo que está buscando es extender su influencia en el ámbito de la cadena de suministro. Cada vez más empresas relacionadas con el transporte de mercancías, incluyendo las principales navieras, están tratando de alejarse de su papel principal, ofreciendo servicios integrales.

Esto les permitirá incrementar sus beneficios, aunque se trata de una estrategia algo arriesgada, ya que no está claro si es lo que buscan los cargadores o si se opondrán a esta posición dominante por parte de las compañías que quieren hacerse con el control de la cadena de valor.

Mayor eficiencia y poder de negociación

Cabe preguntarse si la compra de Unifeeder, que se completará en el último trimestre de 2018, es el paso lógico hacia este objetivo y el principio de una lista más extensa de adquisiciones.

En cualquier caso, desde Drewry se muestran escépticos respecto a los propósitos del terminalista y ponen en duda que quiera competir de forma directa con las navieras, que a fin de cuentas son sus clientes.

La estrategia del terminalista parece estar más motivada por el hecho de que el poder de negociación de los operadores sobre las terminales se ha incrementado significativamente en los últimos años por las alianzas y los procesos de consolidación.

Por otro lado, la adquisición mejorará la eficiencia de sus terminales, teniendo en cuenta que actualmente las navieras están utilizando más los servicios de ‘feedering’. La formación de mega-alianzas en abril de 2017, combinada con el exceso de capacidad de los buques y los relativamente bajos costes del bunkering, han aumentado el número de escalas en los puntos principales.

Si se mantiene la tendencia, aumentará la necesidad de transbordos y ‘feedering‘ a los mercados menos conectados. Por ello, contar con un operador de peso en este ámbito atraerá a las navieras, pero no se sabe si seguirán teniendo el poder de decidir si utilizar estos servicios o no y dónde hacerlo. Ahí es dónde las conexiones de DP World con los cargadores podrían resultar beneficiosas.