Los General Rate Increases (GRI’s) de los operadores marítimos de contenedores, que serán sustituidos próximamente por un desglose de precios en las rutas que tengan como destino o salida Europa, no están siendo efectivos según la consultora Drewry.

Los expertos de la consultora fundamentan esta opinión, principalmente, en los últimos datos de junio. En concreto, los GRIs de los principales operadores en el comercio desde Asia a Europa situaban para este mes un incremento de 490 dólares/40 píes. A 16 de junio, la tasa al contado recibida por los operadores ha sido de 1.077 dólares/40 píes.

Para el próximo 1 de julio, el GRIs de las navieras apunta un incremento de 1.500 dólares por cada contenedor de 40 píes. En este sentido, incluso si sólo un 20% del incremento se estableciera, es decir, 300 dólares, el mínimo de las tasas se situaría en 900 dólares en mayo, 1.000 dólares en junio y 1.300 dólares en julio por cada contenedor de 40 píes.

Así, los GRIs no tendrían un efecto real en el precio, si no que empujarían al alza los fletes durante muy poco tiempo, «erosionándose» en muy pocas semanas, según la consultora.

Esto explicaría la continúa renovación de los GRIs por parte de los operadores, ya que, en opinión de los expertos, sirven principalmente para elevar el precio mínimo de los ‘spot rates’. 

Desde Drewry indican que, hoy en día, la mayor parte de la mercancía se transporta bajo el paraguas de contratos anuales o semestrales, pero el mercado ‘spot’ actual «parece completamente disfuncional y es incomprensible para los cargadores»