Suele decirse que, a río revuelto, ganancia de pescadores. Lo cierto es que hay verdaderos especialistas en aprovechar los momentos de crisis para ganar posiciones que luego sabrán aprovechar cuando lleguen los buenos tiempos.

En el contexto de la crisis sanitaria china, JD.com ha empezado a probar el uso de drones y vehículos autónomos para realizar el suministro de productos farmacéuticos en el entorno de Wuhan.

Merced al uso de estas tecnologías, la compañía china busca evitar el contacto entre personas y, de este modo, impedir que el peligroso coronavirus que está haciendo estragos en el país se extienda aún más.

JD.com ya ha realizado este mismo mes de febrero los primeros servicios desde sus instalaciones en la región de Hubei para enviar medicamentos al hospital de referencia de Wuhan para el tratamiento de los enfermos afectados por la epidemia.

Pese a que la empresa ya utiliza equipos autónomos desde enero de 2019 en las ciudades chinas de Changsha y de Hohhot, ahora ha adaptado los equipos para el transporte de mercancías más voluminosas y tiene previsto incorporar nuevos equipos de este tipo para el reparto en Wuhan.

Así mismo, tanto esta compañía china, como su competidora Alibaba han establecido medidas de contingencia para servir de ayuda a la población y a personal médico durante la crisis sanitaria.

En este sentido, esta última ha entregado suministros médicos procedentes de quince países diferentes a 18 centros hospitalarios de las provincias de Hubei, Zhejiang y Anhui.