El transitario DSV ha abierto un puente aéreo directo entre China y España de solo 14 horas de vuelo. Especialmente destinado a la carga prioritaria, se utilizará durante la crisis del Covid-19 para abastecer a las empresas españolas, teniendo en cuenta que la capacidad de carga actual es muy reducida por las restricciones y cancelaciones a nivel mundial en el transporte aéreo.

Así, el nuevo servicio sin escalas We Help! entre Shanghái y Barcelona ofrece tarifas muy ventajosas y tiempos de tránsito reducidos. Para cubrirlo, se utilizará un avión A330-300 apto para el transporte de mercancías refrigeradas y no refrigeradas.

En este sentido, se podrá utilizar para realizar los envíos dirigidos al sector farmacéutico, al hospitalario y al sanitario. La nueva conexión, que contará con una terminal en Barcelona disponible durante las 24 horas, facilitará la distribución de ciertos productos esenciales por toda la península y el resto de Europa durante la emergencia sanitaria.

El grupo trabaja de forma proactiva con los clientes para entender sus necesidades en materia de transporte y logística para las próximas semanas y realizar una planificación adecuada según las capacidades disponibles, a pesar de las restricciones que se han impuesto en ciertos países.