El modelo elegido consume un 23% menos de combustible y emite un 23% menos de CO2.

El modelo elegido consume un 23% menos de combustible y emite un 23% menos de CO2.

En una clara apuesta por el transporte ecológico para el reparto en grandes núcleos urbanos, la división de transporte terrestre de DSV ha incorporado su primer camión híbrido a su flota de reparto en Barcelona, con el que está operando desde el día 20 de junio.

Se trata de un vehículo Fuso que cuenta con la clasificación Eco de la Dirección General de Tráfico, por lo que puede circular libremente con cualquiera de las ciudades que establecen restricciones al movimiento de vehículos durante los episodios de contaminación ambiental.

El modelo elegido, muy polivalente, consume un 23% menos de combustible y emite un 23% menos de CO2 que otro de su mismo segmento que no sea híbrido. Además, dispone de una capacidad de carga de hasta 4.900 kg.

El grupo, que en el marco de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa aspira a ir incrementando paulatinamente su flota híbrida de baja contaminación acústica y de CO2, tiene previsto incorporar próximamente un nuevo vehículo de estas características a su flota de distribución en Madrid.