La ICS estableció unas directrices para el rescate a gran escala de personas en el mar

La industria del transporte marítimo rescató a 42.000 personas en el mar en 2014.

La asociación europea de navieros ECSA ha ampliado su ámbito de actuación en lo que a la seguridad en el mar se refiere, incorporando ahora al grupo de trabajo que ya cubría el problema de la piratería la misión de contribuir a mejorar la seguridad de los migrantes. 

El ‘Grupo de Trabajo de Seguridad Marítima’ de la asociación, anteriormente denominado ‘Grupo de Trabajo de la Piratería’, seguirá tratando este asunto, que abarca desde cuestiones de ciberseguridad en los puertos hasta como combatir los robos a mano armada en el transporte marítimo. 

No obstante, el nuevo grupo de trabajo también se centrará en la crisis humanitaria que se experimenta actualmente en el Mediterráneo, un contexto en que los armadores europeos han ocupado una posición central en los esfuerzos para rescatar a los migrantes en el mar.

De hecho, la industria del transporte marítimo rescató a más de 42.000 personas en el mar en 2014, mientras que en el presente 2015 más de 15.000 migrantes han sido llevados a tierra por buques mercantes.

A la primera reunión del nuevo grupo de trabajo, que ha tenido lugar este mes de noviembre, también han asistido representantes de la OTAN, la Comisión Europea, el Servicio Europeo de Acción Exterior y la agencia europea de control de fronteras exteriores (Frontex).

Y es que, para Ecsa, la naturaleza de estos problemas requiere de la colaboración entre las administraciones y el sector del transporte marítimo, por lo que esperan un diálogo constructivo y beneficioso con los responsables políticos a través de este grupo de trabajo.