Terminal de contenedores de Yangshan, puerto de Shanghai

Las Zonas Libres de Comercio se han ampliado de Shanghai a cinco puertos más de China.

Entre el 21 y el 23 de septiembre, se ha celebrado en Polonia la duodécima reunión del Acuerdo sobre Transporte Marítimo entre China y la Unión Europea. En ella, han estado una delegación oficial del Ministerio de Transporte chino, la Dirección General de Transportes y Movilidad (DG Move) de la Comisión Europea, y representantes de los Estados miembros de la UE. Además, la industria marítima ha estado representada por la Asociación China de Navieras y la ECSA.

Además de discutir cuestiones comerciales, estas reuniones anuales también sirven para intercambiar puntos de vista sobre la regulación de la industria, a la vez que permite debatir las diferentes opiniones y posiciones sobre cómo se debe trabajar hacia soluciones globales a nivel de la OMI.

Uno de los temas prioritarios para la ECSA abordados durante la reunión ha sido el relevo internacional de buques y, más concretamente, la ampliación de la Zona de Libre Comercio de Shanghai a cinco puertos más. En estas zonas de libre comercio, los barcos controlados por empresas chinas pueden transportar carga entre los puertos de China no sólo cuando lleven la bandera china, sino también una bandera extranjera.

Ante esta situación, las navieras europeas han mostrado su preocupación, ya que este régimen pone a las empresas de la UE en desventaja frente a las empresas chinas, en comparación con la situación anterior, en la que los buques que transportan carga entre los puertos chinos tenían que ser a la vez de propiedad china y de bandera china. Esta regla también se aparta de la práctica internacional de primar la bandera en lugar de la nacionalidad del propietario del buque para determinar el acceso al mercado.

También se ha proporcionado una visión general de las últimas novedades y se ha informado sobre las nuevas políticas marítimas que proporcionan una plataforma estable y regular que fomenta los intercambios y debates sobre las cuestiones planteadas por el sector del transporte marítimo.

El Acuerdo de Transporte Marítimo China-UE entró en vigor en 2008 con el objetivo de mejorar las condiciones en que se llevan a cabo las operaciones de transporte marítimo entre ambas regiones. El acuerdo se basa en los principios de libre prestación de servicios de transporte marítimo, el libre acceso a las operaciones de carga y servicios cruzados, el acceso y el trato no discriminatorio en el uso de los puertos y servicios auxiliares, así como a la presencia comercial. También prevé una mayor cooperación en materia de política marítima. La próxima reunión se celebrará en China en otoño de 2016.