La OCDE y el ITF analizan el impacto de los megaportacontenedores

El nuevo sistema debe garantizar que los datos se faciliten una sola vez para poder reducir la carga administrativa.

La Comisión Europea publicará a primeros de mayo de 2018 una propuesta para la revisión de la Directiva sobre formalidades de información para los buques que accedan a los puertos comunitarios, con la que se pretenden solucionar los costosas exigencias, diferentes en cada Estado, a las que se enfrentan.

Los complejos y repetitivos requisitos actuales no solamente suponen una pérdida de productividad para los operadores y sus clientes, sino también una innecesaria carga de trabajo y estrés para las tripulaciones.

Por ello, desde la Asociación Europea de Armadores, Ecsa, y el Consejo Marítimo Mundial, WSC, reclaman la introducción de una verdadera ventanilla única europea para lograr que se utilicen los mismos datos para las mismas operaciones en todos los puertos de la Unión Europea.

Ambas organizaciones llaman a las instituciones comunitarias a implementar un marco normativo en el que se establezca una lista definitiva de exigencias sobre la carga y los buques, válida para cualquier puerto de la UE.

Actualmente, lo que se pide en un puerto u otro difiere hasta en las instalaciones situadas en el mismo país, un asunto que debe ser solucionado. Además, es preciso armonizar y estructurar los mensajes con los que se envía esta información para que puedan ser reutilizados en toda Europa.

Reducción de la carga administrativa

Por otro lado, tanto Ecsa como WSC creen que la ventanilla única facilitará el comercio entre los diferentes países, siempre que exista un total acuerdo, así como las correspondientes garantías legales, de que todas las autoridades europeas y nacionales aceptarán la correspondiente documentación, de acuerdo al Código Aduanero de la Unión.

Esto requiere un nivel de integración sin precedentes entre las autoridades nacionales y las comunitarias, sus sistemas de tecnologías de la información y sus procesos.

En este contexto, reclaman una regulación adecuada para el intercambio y reutilización de los datos. El nuevo sistema debe garantizar que se faciliten una única vez, desde un único punto de acceso, para poder reducir la carga administrativa de los operadores marítimos.

La utilización y reutilización eficiente de la información es clave para un correcto flujo de datos desde las empresas a las autoridades, así como para la mejora de la cadena logística y la competitividad.