contaminación marítima

La Comisión Europea continúa en su empeño de reducir la emisión de gases efecto invernadero del transporte marítimo. En este sentido, la Comisión ha respaldado recientemente un documento presentado por EEUU para mejorar la eficiencia energética de los buques.

El informe presentado la semana pasada en las reuniones del Comité de Protección del Medio Marino de la Organización Marítima Internacional, subraya la importancia de valorar la eficiencia obtenida por los buques en la operación real, dejando atrás el cálculo del índice de eficiencia.

Para evaluar la eficiencia obtenida es necesario reunir los datos y establecer unos objetivos de referencia para valorar los datos obtenidos. Por lo que habría que realizar una fase piloto de prueba, donde se revisarían los datos de eficiencia obtenidos y finalmente una fase de aplicación completa y obligatoria.

Una de las ventajas que presenta este proyecto es que las emisiones de gases de efecto invernadero no tendrían un máximo por lo que no se buscaría recaudar fondos mediante impuestos o tasas sobre el combustible. 

Por otro lado, en la reunión también se ha evaluado la cooperación técnica para proporcionar apoyo y conocimientos a países en desarrollo para implantar medidas y cumplir las normas sobre eficiente energética en el sector.