Diagnóstico del nivel de inteligencia en la Cadena de Suministro del Gran Consumo en Españadocumento que se puede descargar en este enlace(en formato pdf, de 16 páginas, 2,7 Mb).

Barloworld Logistics Iberia ha presentado los resultados y conclusiones de un estudio de investigación titulado “Diagnóstico del nivel de inteligencia en la Cadena de Suministro del Gran Consumo en España” en el Salón Internacional de Logística SIL2014 en Barcelona.

El estudio, realizado en colaboración con la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid, ha tenido como objetivo principal establecer el diagnóstico del nivel de inteligencia de la cadena de suministro.

La investigación es el resultado de una encuesta realizada a cerca de 3.000 profesionales del sector de gran consumo en España, complementada con un análisis cualitativo mediante entrevistas en profundidad con directores y responsables de Logística de empresas fabricantes y distribuidoras del mismo sector.

El estudio analiza la opinión de los encuestados acerca de los distintos conceptos que engloban la definición de “inteligencia” y qué puntos de mejora creen que existen en cada uno de ellos. Así mismo, gracias a las aportaciones de los expertos en Logística, recoge también las principales tendencias de la Cadena de Suministro en los próximos años.

La inteligencia en la Cadena de Suministro

La encuesta ha sido desarrollada sobre el concepto de que la inteligencia de la cadena de suministro contiene ocho variables clave, entendidas por el equipo de investigación como la globalización, la transparencia o visibilidad, la flexibilidad, la innovación, la personalización, la eficiencia, la tecnología, la sostenibilidad, el talento humano y cómo se interrelacionan entre sí en la Cadena de Suministro.

Los resultados mostraron que, entre todos los encuestados, la eficiencia y la transparencia o visibilidad son las variables más importantes para las empresas, con más del 60% reconociendo que una cadena de suministro más transparente mejora la competitividad.

Sin embargo, para los distribuidores y retailers la tecnología es el factor más importante. “Genera eficiencia porque permite manejar una gran cantidad de datos mejor en menos tiempo y aporta visibilidad y trazabilidad, algo muy importante en el sector del gran consumo, ya que es necesario controlar todo el recorrido”, según el informe.

En cuanto a la evolución de la cadena de suministro, la tecnología también jugará un papel fundamental. A medida que avance en los próximos años, dice el informe, las empresas podrán adaptarse para conseguir rapidez, adaptabilidad y visibilidad, además de conseguir sinergias para ser cada vez más eficientes y adaptables a las necesidades del mercado.

A cambio, los expertos encuestados coinciden en que otras variables tenderán a disminuir en el futuro, en parte por la actual situación económica y la necesidad de reducir costes. “Tanto la visibilidad como la sostenibilidad son conceptos ligeramente aparcados por el tema de la crisis; ya que aportan un valor añadido moral más que un valor añadido económico. Y los proyectos que no aportan un valor añadido económico son difíciles de gestionar en tiempos difíciles”, dice el informe.

La flexibilidad y la personalización de servicios también son factores que disminuirán, según los encuestados, ya que ambos añaden complejidad a la cadena de suministro, lo cual a su vez genera mayores costes.

El estudio muestra que hay diferencias destacables en la percepción de las empresas acerca de los factores claves para la inteligencia en la cadena de suministro. Sin embargo, en opinión de Roberto Aguado, director de Marketing de Barloworld Logistics Iberia, “lo cierto es que todos los conceptos son importantes porque forman parte del día a día en las cadenas de suministro”.

A modo de conclusión, se puede decir, continúa Aguado, que “para que una cadena de suministro sea inteligente ha de ser global, transparente, flexible, innovadora, personalizada, eficaz y sostenible, utilizando tanto la tecnología a su alcance como el capital humano, formado debidamente, para conseguirlo.”