Parque logistico de Arasur

Desde Bildu se critica que los mayores accionistas de Arasur no invirtiesen en la construcción de la terminal ferroviaria del puerto de Bilbao en la plataforma.

EH Bildu ha instado en las Juntas Generales de Álava, a que las instituciones públicas que mantienen parte del capital de  Arasur «mantengan» el control público sobre la plataforma logística.

En concreto, el partido ha pedido a los cargos públicos que están en el Consejo de Administración de Kutxabank que no permitan la entrega del 43,9% del accionariado en Arasur, ante el interés de la inmobiliaria Merlin Properties de hacerse con él, como consecuencia del proceso de absorción de los activos de Saba, que se encuentra en la fase final, .

Para ello, el partido ha registrado una moción sobre este asunto para que sea debatida y votada en el próximo pleno de las Juntas Generales que se celebrará el próximo viernes 15 de julio.

Con dicho texto, EH Bildu pretende instar a la Diputación de Álava y al resto de instituciones públicas implicadas a «mantener el control» sobre la plataforma logística de Arasur, para «acabar con la desproporción que ha existido hasta ahora» entre los porcentajes de participación y la inversión real de cada accionista en Arasur.

Mayor inversión pública

Desde el partido señalan que las arcas forales han desembolsado más de 85 millones de euros en esta plataforma logística, cuyo coste total desde su apertura hace diez años supera los 360 millones de euros y fue asumido, casi en su totalidad, por las administraciones públicas, según aseguran.

Actualmente, la participación de la Diputación de Álava y de la administración vasca es de un 1,95% y un 10% de las acciones, respectivamente.

Sin embargo, en 2013, la Diputación, el gobierno vasco y el puerto de Bilbao asumieron en su totalidad la inversión necesaria para instalar una playa de vías ferroviarias en la plataforma, después de un largo proceso, tras las últimas elecciones autonómicas, en el que el ejecutivo del PNV, decidió acometer su construcción.

Desde Bildu critican que entonces, tanto Kutxabank como Saba, mayores accionistas de Arasur con un 43,9% cada una, no realizaron ninguna inversión