ccoo y ugt convenio mercancias (480x360)

Ya hay fecha para la celebración de la demanda de conflicto colectivo contra las patronales ACET-UNO y Transcalit que presentaron el pasado 9 de agosto los sindicatos CCOO y UGT de Cataluña.

Según ha señalado a cadenadesuministro.es José Villares, responsable del sector de la carretera de CCOO Cataluña, el próximo martes 10 de septiembre el Tribunal Laboral de Cataluña ha convocado a las partes para dirimir si el convenio colectivo de transportes de Barcelona sigue vigente o no y si permanece abierta la mesa de negociación.

En su demanda, los sindicatos solicitaron que se declare la vigencia del convenio y el mantenimiento de los derechos y condiciones laborales de los trabajadores del sector hasta que se logre un nuevo acuerdo colectivo aplicable en las empresas de transporte y logística de Barcelona, así como que se declare también la existencia del deber de la patronal a negociar un nuevo convenio.

Además, UGT y CCOO también solicitan a las patronales Transcalit y ACET la adhesión al Acuerdo para el Apoyo y Acompañamiento a los procesos de negociación colectiva en ultractivitad, firmado por ambos sindicatos, Fomento del Trabajo, Pimec y la Generalitat de Catalunya, a lo que hasta ahora las patronales se han negado al entender que el convenio ya se encuentra sin vigencia desde el pasado 8 de julio.

Demandas contra empresas

El responsable de CCOO también ha asegurado a este periódico que a parte de esta demanda de conflicto colectivo contra las patronales, se han presentado otras demandas contra empresas del sector que han comunicado a sus empleados que dan por “muerto” el convenio de Barcelona y han decidido unilateralmente aplicar nuevas condiciones laborales y salariales a sus trabajadores desde este mes de septiembre.

Pero el responsable de CCOO insiste en que el convenio colectivo de Barcelona sigue vigente porque a pesar de que caducó en 2010 su artículo 4 especifica que permanecerá en ultractividad mientras se mantenga la negociación del mismo para su renovación.

No a la separación de convenios

Por ello, Villares se muestra dispuesto a seguir negociando con las patronales pero rechaza de plano separar convenios y ámbitos como ha propuesto la patronal ACET-UNO, y a lo que UGT Barcelona también se ha negado. En su opinión, esto supone dejar a un gran número de trabajadores sin regulación y en un situación muy comprometida.

Además, advierte que muchas grandes empresas del sector de logística han decidido ir por libre y han negociado sus propios convenios colectivos y en muchos de estos casos han ofrecido condiciones muy superiores a las que pretende la propia patronal.

Villares reconoce que el convenio de transportes de Barcelona necesita flexibilidad pero exige a las patronales que concreten sus reivindicaciones porque hasta ahora «sólo han lanzado propuestas sin consistencia y que cambiaban de una reunión a otra«. En su opinión, Trascalit parece que sólo está preocupada por cambiar en los convenios el tema de la antigüedad y la bolsa de vacaciones pero no termina de ofrecer una propuesta definitiva.

Otra reclamación de las patronales a la que CCOO también se opone es a la posibilidad de que se contemple en el convenio una doble escala salarial, permitiendo que los nuevos empleados contratados tenga un salario menor, «porque a corto plazo supondría un perjuicio para los trabajadores con salarios más altos«.

Por último, José Villares recuerda que los trabajadores del sector ya han echo un gran esfuerzo en flexibilidad porque desde que caducó en 2010 el convenio «llevamos tres años sin que se aplique la subida IPC en los sueldos«. Además, insiste que se ofreció a Transcalit prolongar el convenio hasta 2015 sin incremento salarial, «lo que en total supondría cinco años de congelación, pero tampoco lo aceptaron«, destaca el responsable sindical.