Produccion hortofruticola

La importación española ha mantenido una evolución creciente en los últimos años, siendo la Unión Europea su principal socio.

El 55% de las frutas y hortalizas frescas importadas por España entre enero y septiembre de 2016 proceden de la Unión Europea, situándose en 1,1 millones de toneladas sobre un total de 2,1 millones de toneladas. 

La importación hortofrutícola española de la Unión Europea ha registrado un crecimiento del 10% hasta septiembre en relación con el mismo periodo del año anterior. En estos nueve primeros meses del año  Francia se ha situado como el principal proveedor de España con 556.836 tn, un 26% del global importado.

Así, los principales productos importados de Francia entre enero y septiembre son hortalizas. En este caso, la patata, con 357.843 tn importadas, se sitúa como el producto más importado de Francia, a pesar de haber registrado un 2% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La importación de frutas francesas, por el contrario, ha ascendido un 23%, hasta alcanzar las 125.420 tn. En este sentido destaca la importación de la manzana, con un crecimiento del 34% que suponen un total de 63.301 tn importadas.

Tras Francia, los principales proveedores de España son los Países Bajos, con 160.553 tn que representan el 7,4% del total, Portugal, con 156.779 tn que suponen el 7,2% del total, e Italia, con 119.510 tn que representan el 5,5% del total.

Por productos, España compra a los Países Bajos patata, tomate y cebolla, principalmente, mientras que de Portugal adquiere mayoritariamente tomate, naranja y patata y de Italia manzana y kiwi.

La importación española ha mantenido una evolución creciente en los últimos años, siendo la Unión Europea su principal socio. No obstante, la importación a países terceros ha registrado un crecimiento del 24%,  lo que demuestra la creciente diversificación de la importación nacional, en línea con la globalización del mercado comunitario.