El vuelco de una cisterna que transportaba 18 toneladas y media de GNL ha provocado este lunes 6 de septiembre el corte de la circulación en la A-2501 entre los municipios zaragozanos de Jaraba y Campillo de Aragón.

Finalmente, por la noche, los equipos técnicos de la Diputación de Zaragoza consiguieron restablecer el tráfico en esta vía aragonesa, una estrecha carretera comarcal, sin arcenes, deficiente estado del firme, que ni tan siquiera tiene la delimitación de los dos carriles de circulación, tal y como informa El Heraldo.

Según los Bomberos de la Diputación, el vehículo quedó volteado en una curva, de tal manera que ha quedado tendido sobre la vía y parte de las cunetas, lo que obligó a cortar el tráfico en la A-2501 hasta que los miembros de diversas instituciones públicas locales, provinciales y autonómicas conseguieron retirar el vehículo.

Sin embargo, pese a lo aparatoso del accidente, no se han producido fugas de la mercancía,en este caso Gas Natural Licuado GNL, que portaba la cisterna, aunque la cabina del conjunto sí que ha resultado dañada.

Pese a este incidente, los últimos registros de Tráfico reflejan un descenso en la siniestralidad que se registra entre vehículos comerciales e industriales, especialmente en los casos más graves, los que implican fallecimientos.