Durante la reunión celebrada el jueves 11 de junio entre la dirección de Renfe y su Comité General de Empresa, se han alcanzado un acuerdo en el que la empresa se compromete a presentar un plan de viabilidad de la sociedad de Renfe Mercancías, conforme al acuerdo de garantías de diciembre de 2013, y  en concreto en su cláusula sobre la contractualidad intersocietaria para la prestación de servicios de servicios y actividades en la empresa.

Esto supone, según CCOO, que cualquier planteamiento debe ser acordado con la representación legal de los trabajadores. En este sentido, el sindicato recuerda que en la reunión del Consejo de Administración de Renfe se votó en contra de privatizar el 49% de la sociedad. Ahora, con el acuerdo alcanzado el jueves, «se concreta una moratoria y se aparca esta posibilidad, de momento».

También se ha acordado, entre otros puntos, el impulso a un plan de RRHH para el rejuvenecimiento de la plantilla «pieza angular de las huelgas convocadas y realizadas en julio de 2014». En este punto, CCOO insiste en que puede ser una «oportunidad» de conseguir «la creación de un numero muchísimo más importante de empleo en los próximos 10 años».

Por último, Renfe se ha comprometido a agilizar las negociaciones para la integración real del personal procedente de Feve.

La valoración de CCOO es que, sin satisfacer todas sus peticiones, «el acuerdo por unanimidad del CGE significa una oportunidad y un punto de inflexión importante para intentar cambiar el rumbo de la empresa». Ha valorado positivamente la creación de 156 puestos de trabajo, aunque sostiene que «seguirá combinando presión real, cuando sea necesaria, con negociación», ya que el número de ingresos «no solventa el problema estructural» de la plantilla de la empresa.

Por su parte, UGT da por superada la conflictividad, por lo que desconvocará la huelga en Renfe del 22 de junio. «Consideramos que es un gran comienzo para retomar la vía de la negociación con la empresa, volver a la paz social y a la unidad sindical pero, sobre todo, para garantizar el futuro de la empresa y de sus trabajadores».