La Junta de Castilla y León y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias firmarán esta semana el acuerdo para comenzar las obras del tramo ferroviario entre Aranda de Duero y Burgos, lo que permitirá ejecutar el ramal del polígono de Aranda de Duero.

Así lo ha señalado el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, este viernes 18 de julio, durante su participación en la clausura del curso de verano San Gabriel, indicando que esta actuación ofrece una respuesta técnica de transporte a las necesidades de las empresas del polígono industrial y contará con una inversión de 3,5 millones de euros por parte de la comunidad autónoma. 

Herrera ha añadido que el acuerdo se materializará a través de un convenio que ya conoce la Junta de Castilla y León y que ha sido redactado por ADIF, por lo que existe «plena conformidad» y sólo queda la firma del acuerdo, que está prevista para esta semana. 

El ramal ferroviario Madrid-Burgos plantea la salida de mercancías de Aranda de Duero hacia Burgos como vía hacia Francia.

Lo que no se ha tratado es la continuidad de la vía hacia Madrid para completar la línea directa para viajeros Madrid-Aranda-Burgos, ya que existen «serias dificultades» y el estado de la línea férrea de ese tramo «deja mucho que desear», además de que hay alternativas para el transporte de viajeros más rápidas y eficiente.