Instalaciones del aeropuerto de Ciudad Real

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea debe realizar un segundo control de las instalaciones.

Casi una década después de que despegara el primer avión en el aeropuerto de Ciudad Real, la infraestructura pasará por fin a manos de Ciudad Real International Airport, CRIA, que inició hace dos años el proceso de compra.

Está previsto que este martes 25 de septiembre se formalice la escritura de compraventa, tras un largo proceso que ha exigido a CRIA la inversión de casi ocho millones de euros en el mantenimiento de las instalaciones.

Desde el día 26 se abrirán las puertas para que las empresas que se han interesado en los últimos meses puedan instalarse en esta espacio, que retomará las operaciones aéreas en el mes de febrero, tras haber recibido el visto bueno por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, Aesa, en una primera inspección.

En un plazo de 15 días, este organismo tendrá que realizar un segundo control, de cuyo resultado depende el inicio del proceso de publicación de comunicación aeronáutica internacional, con el que el aeropuerto tendrá asignadas sus coordenadas y posición geográfica oficial y se abrirá al mercado.

En una primera fase, estará dedicado a dar servicio a empresas de mantenimiento de aviones, desguace, aparcamiento de aeronaves, transporte o logística, pero no se descarta una segunda fase en la que operen sociedades de producción de energía o de ensamblaje de productos de alto valor específico, que incluso podrían llegar a participar en la propiedad.

Por otro lado, los nuevos gestores del aeropuerto no cierran la puerta a un posible uso comercial de la infraestructura, para lo que es necesario potenciar el ferrocarril y la parte logística, así como terminar de urbanizar la zona industrial.