avión iberia british airways

International Airlines Group IAG ha presentado los resultados consolidados del Grupo correspondientes al primer trimestre del año.

Entre los principales parámetros del periodo relativos a los resultados combinados destaca la pérdida de las operaciones de 249 millones de euros, antes de partidas excepcionales, frente a los 102 millones de euros del ejercicio anterior.

De enero a marzo la pérdida antes de impuestos ha sido de 263 millones de euros, mientras que en 2011 fue de 47 millones.

Por otro lado, los ingresos registrados han aumentado un 7,8% hasta 3.919 millones de euros, respecto al año anterior con un total de 3.636 millones de euros, incluidos 40 millones de euros o un 1,1% por el efecto favorable de la conversión de moneda

Los ingresos unitarios de pasaje registrados en el trimestre han crecido un 8,5%, un 7,3% a tipos de cambio constantes, además de un incremento de la capacidad del 0,6%

Asimismo, el coste del combustible durante el trimestre ha aumentado un 24,9% hasta 1.409 millones de euros, en 2011 se registraron 1.128 millones de euros. Los costes unitarios del combustible aumentaron un 24,0%.

Otros costes, excluido el combustible, han ascendido un 5,7% hasta 2.759 millones de euros, antes de partidas excepcionales, incluidos 32 millones de euros o un 1,2% por el efecto desfavorable de la conversión de moneda. Los costes unitarios, excluido el combustible, también se han incrementado un 5,1%, o un 3,7% a tipos de cambio constantes

El efectivo se ha reducido en 161 millones de euros en el trimestre, hasta 3.574 millones de euros.

La posición de tesorería del Grupo continúa siendo sólida, situándose el efectivo y activos líquidos equivalentes y otros depósitos remunerados en 3.574 millones de euros.

La deuda neta del Grupo se ha reducido en 19 millones de euros hasta situarse en 1.129 millones de euros frente a la registrada a 31 de diciembre de 2011. El apalancamiento financiero ajustado a 31 de marzo de 2012 ha mejorado en 1 punto hasta el 43%.

Las pérdidas de Iberia

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh ha declarado que la pérdida de las operaciones de 249 millones de euros antes de partidas excepcionales, se debe al aumento de 281 millones de euros o 24,9% de los costes del combustibleimpulsados por el aumento de los precios, el menor impacto de las coberturas de combustible y los costes de derecho de emisión”.

Asimismo, ha asegurado que la huelga de pilotos de Iberia “ha supuesto un coste de 25 millones de euros durante este trimestre”.

La pérdida de las operaciones de Iberia para el trimestre han sido de 170 millones de euros, frente a los 100 millones de euros de pérdida que se registraron en 2011.

Mientras la pérdida de las operaciones de British Airways fue de 77,2 millones de euros antes de partidas excepcionales, el año anterior supuso 5 millones de libras de pérdida.

El comportamiento de Iberia refleja la “debilidad del mercado nacional español” y los “conflictos sindicales” emprendidos por los pilotos que se oponen a las medidas adoptadas por la dirección de Iberia “para mejorar la eficiencia de la compañía” según ha comentado Walsh.

En el caso de British Airways, a pesar de que el mercado londinense y la demanda en el mercado transatlántico continúan siendo sólidos, su rentabilidad se ha visto “impactada negativamente” por el aumento en el coste del combustible.

Rendimiento financiero negativo

Según el consejero delegado de la compañía, el rendimiento financiero de se ve negativamente afectado por las medidas adoptadas por los gobiernos.

En este sentido, el gobierno británico ha aumentado en el doble de la inflación el impuesto que se aplica a los pasajeros en sus vuelos y el gobierno español tiene planes de aumentar las tasas aeroportuarias en España hasta 10 euros por pasajero.

Por otro lado, Walsh ha señalado que la adquisición de BMI permitirá a British Airways “gestionar con mayor efectividad” su cartera de slots en Heathrow y lanzará una nueva ruta de Heathrow a Seúl a finales de este año. Diferentes aeropuertos se han puesto en contacto con la compañía para iniciar los servicios y con la intención de alcanzar un acuerdo.

Bmibaby no forma parte de nuestros planes y hemos iniciado consultas con el personal de Bmibaby y sus representantes sindicalesacerca de las opciones de futuro para la compañía.” ha concluido.

Perspectivas para 2012

La demanda se mantiene fuerte en Londres, donde continúan las tendencias positivas observadas en el segundo semestre de 2011 en las “cabinas premium” de largo radio, especialmente en las rutas del Atlántico Norte.

El entorno macroeconómico de España y del resto de la zona euro se ha deteriorado en el primer trimestre del año y esto se ha reflejado en el empeoramiento del entorno del negocio desde Madrid.

Dados los niveles actuales del precio del petróleo y del tipo de cambio euro/dólar, este año la compañía se enfrenta a un aumento del coste del combustible de más de 1.000 millones de euros; el impacto interanual de dicho incremento debería ser menos severo en el segundo semestre del año.

Maximización del resultado mediante mejoras de la eficiencia, como el reciente lanzamiento de Iberia Express. Los conflictos sindicales con los pilotos de Iberia asociados al desarrollo de esta estrategia, que han continuado durante el segundo trimestre, se dan ya por concluidos si bien la velocidad a la que se recuperarán los ingresos tras la finalización de las huelgas no está clara en este momento.

Se espera que el impacto negativo en el resultado operativo derivado de la adquisición de Bmi, completada durante el segundo trimestre del año, esté en el entorno de los 240 millones de euros. Este resultado incluye costes de restructuración no recurrentes incurridos en el año de aproximadamente 90 millones de euros.