Las tasas al contado cobradas por los operadores marítimos de contenedores, ‘spot rates’, han mejorado en los últimos meses impulsadas por un aumento de la demanda, aunque «aún tienen un largo camino que recorrer» para llegar a los niveles alcanzados en mejores años, según señalan desde la consultora Drewry.

De hecho, en opinión de los expertos, la caída del “ingreso por TEU transportado” que la mayoría de los operadores han experimentado en el primer trimestre del ejercicio se debe, principalmente, a la fuerte competencia existente entre las navieras, que ha impulsado a la baja los fletes, provocando un descenso de la rentabilidad pese al aumento de la mercancía transportada.

Así, desde la consultora sostienen que las «estrategias comerciales depredadoras» del primer trimestre de 2016 han motivado una caída de ingresos «mayor de lo que podía haber sido», teniendo en cuenta el incremento en la ocupación de los buques debido a las salidas nulas y la cancelación de servicios. En concreto, una investigación de Drewry apunta a una ocupación de los portacontenedores del 90% en las rutas comerciales este-oeste.

Tras esta fuerte depreciación de las tasas al contado en los primeros meses del ejercicio, el mercado muestra ahora «evidencias» de que los operadores han abandonado esta guerra de precios, debido a la tendencia alcista experimentada en los «spot rates» desde abril en el transporte marítimo entre Asia y Europa y la estabilización de los precios en el Transpacífico.

mercado spot en el comercio entre este y oeste

Para el tercer trimestre que se inicia el próximo mes, los operadores ya han anunciado un descenso en la capacidad ofertada en ambas rutas que permitirá un aumento generalizado los GRIs, llegando a los 1.500 euros/TEU en algunos servicios.

Un largo camino por recorrer

Más allá de este atisbo de recuperación, desde Drewry aseguran que queda «un largo camino por recorrer» hasta que se pueda hablar de una recuperación de los ‘spot rates’. En el comercio de China con Europa y Estados Unidos, estas tasas se han reducido en el presente ejercicio un 40% si se compara con el mismo periodo de 2015, registrándose las tasas al contado más bajas de los últimos cinco años.

La competencia en el mercado spot de los últimos meses ha beneficiado sobre todo a los cargadores, que han logrado descuentos de hasta el 29% en sus contratos con navieras durante los cinco primeros meses de 2016.