En el marco del paulatino levantamiento de las restricciones por el estado de alarma, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido flexibilizar las autorizaciones para trabajos de mudanzas que puedan realizarse en próximas fechas.

Hasta ahora, permanecía paralizada la emisión de permisos de ocupación de la vía pública para mudanzas en la ciudad de Madrid. Con esta medida, los servicios deberán ser los imprescindibles y realizarse de manera proporcionada, sin que supongan la suspensión de ningún derecho fundamental, pudiéndose autorizar la ocupación de un carril de la circulación.

Así, en cualquier desplazamiento deben respetarse las recomendaciones y obligaciones de las autoridades sanitarias, y la mudanza ha de realizarse bajo la responsabilidad de la empresa que lo solicite, pudiendo acordarse en cualquier momento la suspensión de la autorización.

Se podrá ocupar el carril de circulación, siempre que la mudanza programada se vaya a realizar en calles o vías que dispongan de más de un carril por sentido o de dos carriles si fuera calle de una única dirección. No obstante, no se garantizará la reserva de espacio y no se podrán ocupar zonas reservadas para la carga y descarga.

Desde CETM-Madrid, a través de su grupo de mudanzas OCEM, han mostrado su respaldo a esta decisión del Ayuntamiento, tras las diferentes peticiones realizadas para facilitar el trabajo de las empresas del sector en la Comunidad de Madrid.