El transporte quiere soluciones de largo recorrido antes de que termine la moratoria en septiembre.

El Ayuntamiento tendrá en cuenta la opinión de los transportistas a la hora de regular el acceso al núcleo central de la capital.

El Comité Madrileño de Transporte ha constatado, en la última reunión mantenida la semana pasada, que los máximos responsables de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid tiene voluntad de llegar a un entendimiento en los principales temas que afectan al transporte en la capital.

En relación con Madrid Central, los transportistas madrileños creen imprescindible que se deberían ampliar los plazos asignados para la renovación de flota, con el fin de que vayan acompasados con el desarrollo de infraestructuras de abastecimiento y a la evolución de la oferta de vehículos del mercado y así evitar cualquier inseguridad en el profesional a la hora de renovar su flota y la necesidad de establecer ayudas para dicha renovación.

Del mismo modo, el Comité Madrileño señala la importancia del aumento de plazas de carga y descarga de mercancías, el aumento de los tiempos asignados para esa carga y descarga, así como la rapidez en la concesión de permisos de carga y descarga.

En este sentido, el Ayuntamiento se ha comprometido a buscar puntos de encuentro con el sector, algo que ATA considera un punto de inflexión con respecto al anterior equipo de Gobierno municipal.

El Comité Madrileño de Transporte está comprometido con el desarrollo de un Madrid sostenible siempre desde el consenso y el acuerdo entre todas las partes afectadas.