Carga aerea en el Aeropuerto de Foronda

Los mercados de carga aérea han sufrido otro año difícil marcado por la reducción de la demanda, la caída de la utilización y un descenso de los rendimientos. En el 2012, el sector aéreo no ha vivido su mejor momento, según informa la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, que ha publicado la LVII edición del anuario de la industria aérea mundial.

Así, el informe asegura que las toneladas movidas por kilómetros globales recorridos disminuyeron un 1,1% respecto a 2011, sin embargo representan una cantidad estimada de bienes por valor de 6.400.000 millones de dólares. 

En 2012, las cinco principales compañías aéreas clasificadas por el total de toneladas de carga programadas han sido Federal Express (6,9 millones), UPS Aerolíneas (4,6 millones), Emirates (2,0 millones), Korean Air (1,5 millones) y Cathay Pacific Airways (1,4 millones). 

Respecto al combustible, el transporte aéreo comercial consumió 73.000 millones de dólares de combustible, lo que supuso el 33% de los costes de la operación aérea. El aumento del precio del combustible desde 2010, a un promedio de 130 dólares por barril en 2012, ha supuesto un incremento en los costes de más de 60.000 millones para combustible de la industria.

A pesar de ello IATA sigue impulsando la eficiencia energética, consiguiendo mejorar en un 18% el consumo de combustible entre 2001-2012. En el último ejercicio, la eficiencia energética mejoró un 1,7% en comparación con 2011.