Camiones repostando combustible en una EESS estacion de servicio

Camiones repostando combustible en una EESS estación de servicio

La incertidumbre sobre la evolución de las economías de la zona euro y el acusado debilitamiento del euro tras la reciente actuación del Banco Central Europeo (BCE) ha llevado el precio del barril de Brent por debajo de los 100 dólares por primera vez desde junio de 2013.

En concreto, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, de referencia en Europa, se situaba en 99,60 dólares, frente a los 100,80 dólares que marcaba al comenzar la sesión, su nivel más bajo en los últimos 14 meses.

Por su parte, el precio del barril de petróleo Texas, de referencia para EEUU, bajaba hasta los 91,94 dólares, frente a los 93,49 de la apertura.

Por otro lado, el cambio del euro frente al dolar se mantenía estable este lunes por debajo de los 1,30 dólares. Así, antes del cierre de sesión en Europa un euro equivalía a 1,2938 dólares desde los 1,2942 del comienzo de la jornada.

Alzas y bajas en el precio de los combustibles 

Los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado descensos del 0,57% y del 0,53%, respectivamente, en la última semana de agosto, con lo que retomaron la tendencia a la baja que mantenían desde principios de mes y que se vio interrumpida desde el puente de la Virgen de agosto, según los datos del Boletín Petrolero de la UE.

En cuanto al gasóleo, el precio se situaba en 1,319 euros. Su precio es un 2,80% inferior al de enero y un 3,72% más barato que el marcado hace justo un año.

Sin embargo en la primera semana de septiembre, los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado subidas del 0,49% y del 0,37%, respectivamente,  con lo que se anulaba la bajada experimentada la semana anterior, retomando las subidas registradas desde mediados de agosto.

Según esto, el precio del gasóleo subía hasta 1,324 euros con lo que su precio es un 2,43% más barato que el registrado en enero.

El precio de los carburantes ha retomado así la tendencia al alza que inició a mediados de agosto por las tensiones en Oriente Medio y la crisis de Ucrania, pese a que estos factores no se han traducido en un incremento significativo de las cotizaciones internacionales del petróleo.