Puerto Arrecife

Desde el Cabildo de Lanzarote han solicitado que el informe que se remita a puertos del Estado se revise.

La administración de Lanzarote ha rechazado las conclusiones recogidas en el informe que la Autoridad Portuaria de las Palmas ha enviado al Ministerio de Fomento con respecto a la autonomía del puerto de Arrecife.

El documento, realizado tras la petición del Ministerio de Fomento por conocer cómo afectaría una posible segregación al puerto de Las Palmas, ha despertado las críticas del Cabildo de Lanzarote, que considera que el informe carece de «objetividad» y de «concordancia» entre la petición del Ministerio de Fomento y la respuesta del puerto de las Palmas, según recoge El Cabildo de Tenerife.

Así, desde la administración de Lanzarote rechazan las informaciones aportadas en el documento, haciendo hincapié en que la responsabilidad del puerto de Las Palmas es «gestionar sus infraestructuras y servicios» y no «proyectar y organizar la actividad de otro puerto».

Asimismo, señalan que el informe carece de objetividad a la hora de aportar datos y establecer comparativas, y critican que no se haya hecho referencia a una posible modificación de la evolución de datos, una ausencia que, desde el punto de vista del Cabildo de Lanzarote, implica que «no se producirán incidencias al respecto».

Desde la administración de Lanzarote consideran que el puerto de Arrecife debe dejar de ser un puerto auxiliar de consumo local para convertirse en un motor económico, motivo por el que debe independizarse de la Autoridad Portuaria de las Palmas.

Asimismo, ha reiterado que el establecimiento de la Autoridad Portuaria de Lanzarote, aparte de ser legal, está acreditada por la viabilidad económica y la existencia de interés público.

Desde el Cabildo de Lanzarote han solicitado que el informe que se remita a puertos del Estado se revise, a fin de que se limite a responder a la cuestión planteada con «objetividad ante cualquiera de las opciones».